top of page
  • Walter Rivera

¿Cómo orientar la experiencia personalizada sin cookies de terceros?

Justo cuando el mundo mostraba signos de recuperación de la pandemia mundial, la industria de la tecnología publicitaria se vio afectada por una interrupción monstruosa: las cookies dejarán de estar presentes.


(M&T)-. Un estudio realizado por Infosys BPM, muestra que será un gran reto para las empresas poder realizar experiencias realizadas en anuncios sin estas cookies. Pero antes de hablar de ello, a continuación un poco de contexto.


En este 2023, la empresa de tecnología Google se unió a una lista cada vez mayor de navegadores que descartan las cookies de terceros, además a inicios de este año anunció también que dejará de usar la controvertida tecnología de seguimiento en Chrome para fines de 2023.


El bloqueo de las cookies de terceros, que son fundamentales para ofrecer anuncios personalizados, provocó un frenesí en las grandes marcas y sus agencias. Teniendo en cuenta que Google es un líder del mercado en el espacio publicitario en línea, una parte de las empresas tiene sus estrategias publicitarias ancladas en él. Muy pronto, las empresas comenzaron a rediseñar sus estrategias programáticas y de visualización, tratando de minimizar el efecto de un gigantesco apocalipsis de cookies.


Con la introducción de estrictas leyes de privacidad de datos, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la UE , Google se ha enfrentado a múltiples investigaciones antimonopolio por violar la privacidad del usuario con el uso de cookies de terceros. Pero el movimiento no implica en lo más mínimo el fin del seguimiento o la orientación personalizada de anuncios.



Hay esencialmente dos tipos de cookies: propias y de terceros. Ambos contienen la misma información y pueden realizar las mismas funciones. Pero ambos son distintos en la forma en que se crean y utilizan. Las cookies de origen son almacenadas por el dominio del sitio web que está visitando directamente. Permiten que el propietario del sitio web recopile datos analíticos, recuerde la configuración de idioma, almacene los detalles del carrito de compras para una visita repetida y realice otras funciones útiles. Este tipo de datos es el que se utiliza para mejorar nuestra experiencia como usuarios y es 100% propiedad de los propietarios del sitio web.


Las cookies de terceros son creadas por dominios distintos al que estás visitando directamente. Son esencialmente datos propios de diferentes sitios web que se recopilan de diferentes fuentes. No podemos comprar estos datos de la organización que los recolectó directamente. En cambio, los agregadores de datos recopilan los datos de diferentes empresas, los compilan en un conjunto de datos muy grande y los venden como datos de terceros.


Ante esto, tras la decisión de Google de dejar de recopilar datos a través de cookies de terceros, a los anunciantes les resultará más difícil orientar y ofrecer experiencias personalizadas. Aquí hay algunos métodos alternativos a los que recurrir en ausencia de datos de cookies de terceros.

  1. Datos propios

  2. Datos declarados

  3. Correos electrónicos


Comments


bottom of page