top of page
  • ceciliasolorzano

Citi cumple 60 años de presencia y apuesta a la transformación digital en El Salvador

Con seis décadas de presencia en el país, Citi busca ser el socio bancario preeminente para instituciones con necesidades transfronterizas, un líder global en gestión patrimonial y un banco de servicios al consumidor valorado en su mercado de origen.



(M&T). A lo largo de 60 años de presencia ininterrumpida en El Salvador, Citi ha forjado importantes relaciones con sus clientes, quienes ven al banco como un socio estratégico y se ha caracterizado por fundamentar una relación sólida y de confianza con sus clientes a quienes el banco ha apoyado y acompañado en transacciones estratégicas.


Los 60 años de logros y legado de Citi se deben a la excelente relación que se ha construido con empresas corporativas, sector público e instituciones, dejando una huella única y un modelo de negocios casi imposible de replicar.


De acuerdo con Ana Cristina López, Citi Country Officer de Citi El Salvador, “Una de las principales ventajas que ofrece Citi es la combinación de soluciones locales en plataformas globales, hacer negocios en cualquier parte del mundo y acceder al conocimiento, la capacidad y la experiencia de la estructura global de Citi. La estrategia global de banca institucional se centra en la productividad, la eficiencia y la asignación de recursos a empresas y actividades en las que el banco es más fuerte”.

El banco es optimista respecto al desempeño del país y la región, y está convencido que El Salvador requiere de empresas que continúen dinamizando la economía a través de la inversión, el empleo y desarrollo, logrando así el bienestar económico y social de los salvadoreños.


Como parte de su estrategia, Citi ha venido apostándole a la transformación digital. Las nuevas tendencias relacionadas a pagos y cobros están cambiando la forma de hacer negocios, por lo que digitalizar su oferta de servicios y simplificar sus procesos es tan importante.


La transformación digital


Citi globalmente fue una de las primeras instituciones en adoptar una estrategia con menos enfoque en sucursales y el banco ha venido invirtiendo significativamente en canales digitales y móviles.


Más de 97% de sus transacciones globales son electrónicas, lo que no solo beneficia a sus clientes, sino que también mejora la calidad de vida de su equipo de trabajo, permite mejores controles, un servicio más personalizado y mayor productividad de cara a la necesidad de sus clientes.


Este cambio en su modelo de negocio le permitirá a Citi pasar de lo analógico a lo digital, reemplazando entre otros y cuando estén permitidos, las transacciones extrabursátiles y los instrumentos de pago físicos (efectivo y cheques) por métodos de pago electrónicos.


El objetivo del banco es simple y claro: brindar a sus clientes una solución más eficiente, segura y protegida para satisfacer necesidades bancarias.


Desde hace 60 años, cuando se abrieron las puertas de Citi El Salvador, el banco ha sido reconocido por la facilitación de progreso y está comprometido a continuar entregando las mejores soluciones a sus públicos y a invertir en la experiencia del cliente, mejorando su infraestructura tecnológica.




Comments


bottom of page