top of page
  • M&T

¿Cómo incorporar prácticas sostenibles en su proyecto desde la etapa inicial?

En este artículo le presentamos algunos consejos de cómo su emprendimiento y empresa puede implementar prácticas amigables con el ambiente desde la etapa inicial.


(M&T)-. Constantemente leemos acerca de las afectaciones del cambio climático, de cómo ante este panorama la población requiere enfocarse en un estilo de vida más saludable y sostenible; y cómo cada vez más organizaciones realizan acciones alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).


Este panorama mundial ha motivado a muchos negocios a transformar su operación y sus productos y servicios en unos más ambientales, de insumos locales y de valor social. Las personas emprendedoras no se quedan atrás y cada día son más las MiPymes que tienen un mayor grado de conciencia, y deciden generar cambios en sus negocios o bien emprender con nuevos proyectos con enfoque de desarrollo sostenible.


Pero, ¿cómo pueden las personas emprendedoras incorporar prácticas sostenibles en su proyecto desde la etapa inicial? Kattia Rojas, coordinadora de mercadeo y ventas de Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible, explica que “implementar una estrategia de sostenibilidad en cualquier tipo de empresa es posible y es rentable. Ya que, además de contribuir con la protección del ambiente, los emprendimiento o empresas pueden acceder a un mercado de consumo más responsable que privilegia, en sus elecciones, este tipo de negocios”.


Según la experta, existen varias acciones para que _desde la creación de la empresa_ el negocio se funde con una visión ambiental. La primera de ellas es que, si es un negocio que cuenta con local para la producción de alimentos, vestimenta, productos de belleza, entre otros, puede definir cómo controlar el consumo de electricidad mediante equipos eficientes y de bajo consumo.


“Otro punto clave es seleccionar bien a sus empresas proveedoras de materia prima, insumos o servicios tercerizados. Se debe promover la contratación de negocios locales con compromiso ambiental y social; dándole prioridad a aquellas empresas locales que cumplan con la calidad requerida”, mencionó Rojas.

También, se deben gestionar de manera eficiente los residuos en el proceso productivo. La experta aconseja crear una cultura organizacional de maximización de uso del ciclo de vida de los productos, la separación y valorización de residuos, así como la reutilización, el rechazo de algunos materiales y el recicladle, pilares basados en la economía circular.



Asimismo, como parte de la filosofía empresarial se recomienda promocionar la formación ambiental por medio de campañas educativas, motivando a las personas colaboradoras a realizar voluntariado como puede ser en limpieza y reforestación de parques o ríos.


“En el caso de que la persona empresaria esté pensando construir, comprar o alquilar un local para su negocio, se sugiere que garantice un diseño sostenible que permita el mayor aprovechamiento de luz y ventilación natural, uso de materiales amigables con el ambiente, y que cuente con sistemas eficientes de agua, agregó Rojas.

Los negocios enfocados en ganadería o actividades pecuarias pueden implementar una amplia gama de acciones de adaptación climática como son el pastoreo racional donde el ganado rota de aparto en aparto para dar oportunidad a los pastos de crecer nuevamente y además equilibrando la carga animal sobre los suelos, la tecnificación con tecnologías y prácticas que les permitan ser resilientes al exceso o falta de agua y muchas más condiciones climáticas. Algunas prácticas para mencionar son el uso de cercas vivas, reservorio de agua, cosecha de agua de lluvia, fertirriego con purines, mejora genética, sistemas de riego, ambientes controlados, semilla mejorada, forrajes entre otras.


Por su parte, las empresas con un giro de negocio en agricultura, las personas emprendedoras pueden invertir en producir sus propios abonos y fertilizantes. Contar con invernaderos, emplear zanjas bordo en laderas, crear su banco de semillas, entre otros. Por otro lado, es importante que las personas micro, pequeñas y medianas empresarias se capaciten en temas de sostenibilidad y adaptación al cambio climático pues además de ahorros importantes y una producción sostenible les genera un beneficio diferenciador en el mercado que pueden aprovechar en la comunicación

“Finalmente, la empresa debe contar con un proceso para medir y reducir su huella ambiental. Actualmente, el país cuenta con un sistema para que las empresas declaren su emisión”, concluyó la experta.


Kommentare


bottom of page