top of page
  • Foto del escritorAlejandra Samayoa

Alternativas ante los despidos masivos en las grandes empresas tecnológicas

La avalancha de despidos en las grandes empresas tecnológicas comenzó a principios del 2022 y aún no acaba. Compañías como Amazon, Google, Microsoft, IBM y Meta (Facebook) han protagonizado este cambio sustancial en el mercado laboral de todo el mundo.


Por Albert Paredes, CEO de SoftwareCraft.


(M&T)-. Ahora bien, dije en otro artículo de Mercados y Tendencias, que para mí se trata de una recalibración natural del mercado tras la pandemia del COVID-19, porque posiblemente algunas empresas sobrecontrataron ingenieros y otros profesionales para atender la demanda temporal de ciertos servicios digitales.


Ahora, en pleno 2023, una de las razones para los despidos masivos es, precisamente, la disminución de la demanda de esos productos y servicios de las empresas tecnológicas. Nuevamente, muchas compañías y personas han reducido su presupuesto y disminuido su inversión en tecnología porque hemos vuelto a la “normalidad”.


La segunda razón de los despidos puede ser la necesidad de reducir costos en un entorno económico incierto.


Otra de las razones, desde mi punto de vista, es la consolidación de la industria tecnológica, con empresas más grandes adquiriendo empresas más pequeñas. Las empresas adquiridas a menudo tienen empleados redundantes, lo que lleva a despidos masivos.



No obstante, en SoftwareCraft somos optimistas. Creemos que cada día las empresas requerirán más y mejores Ingenieros de Sistemas, por lo que deberán competir para atraer y retener el talento humano más preparado e idóneo para cada posición.


Adicionalmente, yo visualizo dos alternativas ante tanto cambio.


La primera es la aparición de nuevos startups fundados por exempleados de las grandes compañías quienes ahora se ven obligados a emprender. De esta forma, se impulsará la innovación y la creación de nuevos productos que vendrán a mejorar la calidad de vida de millones de personas.


Y la segunda es el impulso a proyectos de nearshoring, donde las empresas estadounidenses optarán por contratar de forma tercerizada a ingenieros de sistemas en países de Centroamérica, promoviendo el empleo de calidad en la región.


El nearshoring permite la construcción de un equipo remoto y geográficamente cercano, garantizando algunas ventajas para las empresas como salarios menores, facilidades logísticas, proximidad cultural y escalabilidad de los procesos.


En conclusión, la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto significativo en la industria tecnológica, lo que ha llevado a un aumento en los despidos masivos en las grandes empresas tecnológicas, pero tampoco podemos verlo como el acabose.


La figura del nearshoring abre una puerta de oportunidades para el talento local, proyectando la carrera de decenas de Ingenieros de Sistemas centroamericanos dentro de las grandes compañías estadounidenses de distintos sectores; creando un futuro lleno de esperanza y prosperidad para países como Costa Rica y El Salvador.


Comments


bottom of page