• Alejandra Samayoa

Air France - KLM: La sostenibilidad, vital para su crecimiento

Los desafíos del cambio climático confrontan con la necesidad de replantearse la manera cómo se vive de cara al futuro.



(M&T)-. “Estamos decididos a demostrar que un nuevo camino es posible para la industria de la aviación”, asegura Catalina Vergara, Gerente de Comunicaciones Países Andinos y Centroamérica.


El desarrollo sostenible ha sido una parte fundamental de la estrategia de Air France-KLM desde hace unos 30 años. Un gran número de las acciones basadas en la estrategia verde han mejorado su eficiencia.


Por ejemplo, al modernizar su flota, las aeronaves de última tecnología tienen motores más eficientes, materiales más livianos, diseño más aerodinámico lo cual lleva a un menor consumo de combustible y a reducir el ruido en un 20% y 25%.


En lo que respecta al catering, se apuesta a la elección de productos locales, materiales de origen biológico y selección de platos antes del vuelo. Esto implica una reducción del 90% del plástico de un solo uso para 2022 y un 50% menos de residuos no reciclados para 2030.


Air France-KLM también implementa el Eco-pilotaje, es decir que siempre que es posible, los pilotos aplican los procedimientos más eficientes desde el punto de vista energético, es decir, planes de vuelo detallados, ajuste de la velocidad y optimización de las trayectorias, configuraciones de aterrizaje y rodaje con un solo motor en tierra, lo cual genera un ahorro de entre el 2% yl 3% de combustible.


“La sostenibilidad es esencial para nuestro crecimiento”, dice Vergara, quien expone que la industria aérea actualmente es responsable de entre un 2% y 3% de las emisiones de CO2. “Este porcentaje crecerá en los próximos 30 años por lo que es fundamental enfocarnos en la reducción de emisiones de CO2”, agrega.


Lea Acer en búsqueda de la transición hacia una economía circular


De acuerdo con su reporte de sostenibilidad 2021, Destination Sustainability, Air France-KLM se propone lograr cero emisiones netas de CO2 para 2050, y para alcanzar ese objetivo tiene como meta la reducción del 30% de emisiones de CO2 por pasajero/km para el 2030 vs. 2019. Además, utilizar un 10% de SAF (Sustainable Aviation Fuel o combustible sostenible de aviación) en todos sus vuelos para el 2030 y el 50% menos de residuos no reciclados en comparación al 2011. La directiva señala que los SAF son cruciales, ya que emiten hasta un 80% menos de CO2 que los combustibles fósiles convencionales.


Aporte a la región


En materia medioambiental, en la región destacan dos proyectos de Air France-KLM. Uno de ellos se ejecuta en Panamá y busca reducir las emisiones de CO2. Para ello, KLM creó un servicio de compensación en el cualsus clientes pueden dar una donación al proyecto CO2OL Tropical Mix, lo que se usa para sembrar árboles y promover el desarrollo sostenible.





Según Vergara, hasta el momento, se han sembrado más de 7.5 millones de árboles y 15 especies en vía de extinción han regresado a sus hábitats. Adicionalmente, a través de su socio EcoAct, se creó el proyecto Vichada en Colombia, que combina actividades de forestación y reforestación para producir madera, preservar la biodiversidad local y restaurar los ecosistemas. Así, se han reforestado 76,000 hectáreas, creado refugios para animales e insectos migratorios y autóctonos, incentivado programas de formación que refuerzan la educación medioambiental de los empleados y la población local.


Lea la nota completa haciendo clic aquí