top of page
  • M&T

Pymes: ¿Qué está pasando con el motor de la economía regional?

La crisis pandémica generó oportunidades para las pymes y mipymes, según estudios recientes, el 80% de estas,  ha implementado cambios o lanzado nuevos productos, revelando un panorama prometedor para la productividad y el crecimiento económico en la región.



(M&T)-. Las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) de la región de América Central  y República Dominicana, representan el 99% de las empresas y aportan entre el 65% y 70% del empleo de la Población Económicamente Activa; según el Centro Regional de Promoción de la Mipyme (Cempropyme) del SICA.  


Además, existen aproximadamente 1.58 millones de mipymes, de las cuales 83% son microempresas y el 16% son pequeñas y medianas empresas de acuerdo con datos de Cempropyme.


Los datos atribuyen que la crisis ha representado simultáneamente una oportunidad para aumentar los niveles de innovación de las mipymes, clave para lograr mayores niveles de productividad. De acuerdo con estudios de dicha entidad, alrededor del 80% de las pymes en la región reportaron haber realizado cambios o mejoras en sus productos o servicios, o haber comercializado uno nuevo, a partir de la pandemia.


Por su parte, un estudio de Mastercard indica que las mipymes representan 99% de todas las empresas activas en América Latina y el Caribe, 70% de todos los trabajos y más de 30% del PIB regional.

Resiliencia a los cambios y nuevas tendencias


La pandemia de covid-19 azotó con fuerza, pero las pequeñas y medianas empresas (pymes) de la región demostraron una admirable capacidad de adaptación. Reimaginaron sus estrategias, se sumergieron en el mundo digital y navegaron la tormenta con estoicismo. La crisis, lejos de doblegarlas, las fortaleció, consolidando su temple y su espíritu resiliente.


Y es que esta crisis  aceleró la transformación digital, apareciendo el comercio electrónico como una gran alternativa, las plataformas online se convirtieron en aliados estratégicos y la capacitación virtual empoderó a los emprendedores. La digitalización abrió las puertas a nuevos mercados, democratizando el acceso a oportunidades antes inimaginables.

Por otro lado, también han logrado en los últimos años a sobrepasar fronteras, pues cada vez más, sus productos y servicios seducen a consumidores en mercados internacionales. La creciente demanda por productos locales y la diversificación de la oferta exportable impulsan este crecimiento, consolidando la presencia de las pymes en el escenario global.


Retos y oportunidades


Pese a la gran habilidad demostrada por estas empresas durante los momentos más complicados, aún existen algunas limitaciones como lo es el tema de créditos. El acceso a financiamiento sigue siendo un desafío mayúsculo, con tasas de interés elevadas y requisitos que complican el acceso a créditos. La competencia desleal de empresas informales y la falta de capacitación para innovar y competir en el mercado global también pesan sobre las pymes.


Sin embargo, hay oportunidades que florecen como la economía digital que emerge como un oasis de posibilidades. Las pymes que se adapten a las nuevas tecnologías podrán acceder a nuevos mercados, optimizar procesos y aumentar su competitividad. La integración regional, por su parte, abre las puertas a un mercado más amplio, reduciendo costos y potenciando la colaboración.


Lea el artículo completo en la Edición 155 de Mercados & Tendencias

Comments


bottom of page