top of page
  • Javier Paniagua, periodista M&T

OCDE: La economía mundial pasará de 3,1% en 2022 al 2,2% en 2023

De acuerdo con la OCDE en 2022 América Latina se comportó mejor de lo previsto, pero esperan que ese repunte pierda fuerza en 2023 y 2024. El organismo internacional apuntó que, en un la coyuntura del conflicto bélico en Ucrania, “el crecimiento está a media asta, la elevada inflación es persistente, la confianza se ha degradado y la incertidumbre es alta”.

(MyT) Según la agencia de noticias internacional AFP, el crecimiento de la economía mundial pasará del 3,1% este año al 2,2% en 2023, así como repuntaría al 2,7% en 2024.


Así lo vaticinó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París, en sus últimas previsiones este martes.


“El crecimiento está a media asta, la elevada inflación es persistente, la confianza se ha degradado y la incertidumbre es alta”, en una coyuntura de conflicto bélico guerra en Ucrania por invasión de Rusia, señaló la OCDE.

“La economía mundial vive su crisis energética más grave desde los años 1970″, que disparó la inflación “a niveles inéditos en varias décadas” y lastró el crecimiento, indicó el economista jefe interino, Álvaro Santos Pereira. Según las proyecciones de la OCDE el aumento de precios debería alcanzar un 8% de media este año en los países del G20, que reúne las principales economías del planeta, antes de caer a un 5,5% en 2023 y en 2024.

El escenario más probable para el próximo año “no es una recesión mundial, sino una clara desaceleración de la economía mundial, así como una inflación que sigue siendo alta pero que cae en muchos países”, manifestó Santos Pereira.

La OCDE lo justifica en un endurecimiento de la realidad mundial, la retirada de ayudas fiscales y un abaratamiento de las materias primas. En cuanto a la inflación, esta "retrocederá gradualmente" tras acercarse "probablemente" a su máximo hoy en día.


Ver más: Abundancia de dólares en Costa Rica: ¿A quiénes afecta o beneficia?


Principales retos: Combatir la inflación e impulsar el crecimiento La organización económica aboga por continuar con un endurecimiento de la política monetaria para “combatir la inflación” y considera que el apoyo fiscal “debe ser más específico y temporal”. “Acelerar la inversión para adoptar y desarrollar fuentes de energía y tecnologías limpias será crucial para diversificar la oferta y garantizar la seguridad energéticas”, añadió Santos Pereira.


El economista del organismo internacional ahondó que el choque energético ha llevado la inflación a niveles no vistos en varias décadas y está deprimiendo el crecimiento en todo el mundo.

La institución elevó muy ligeramente su proyección para 2022 en comparación con sus cifras de setiembre, mientras que mantiene sin cambios la proyección para el año entrante, es decir el 2023. Por otro lado, el aspecto positivo, algunas presiones inflacionistas se redujeron el año pasado tras restablecerse las cadenas de suministro, interrumpidas durante la pandemia del virus covid-19, mientras que han retrocedido los costes de los fletes marítimos.

América Latina se comporta mejor de lo previsto En América Latina, la OCDE reconoce que las principales economías de la región “se han comportado mejor de lo previsto en 2022, especialmente las exportadoras de alimentos y de energía.

Pero, al mismo tiempo, augura que ese repunte “pierda fuerza durante 2023 y 2024″ a causa del endurecimiento de las condiciones financieras mundiales y nacionales”, el final de las ayudas fiscales aún vigentes y “unos precios de las materias primas menos boyantes”.

La organización explicó que a menudo se necesita calibrar mejor las ayudas “para garantizar que éstas sean solo temporales y se centren en los hogares y empresas más vulnerables, y mantengan los incentivos para reducir el consumo de energía”. Adicionalmente a esto, las consecuencias de la guerra en Ucrania, que comenzó a finales de febrero, “siguen siendo una amenaza para la seguridad alimentaria mundial, especialmente cuando se combinan con nuevos fenómenos meteorológicos extremos derivados del cambio climático”, afirma la organización.

En Brasil se prevé un crecimiento del PIB del 2,8% en 2022. La OCDE además pronostica crecimientos positivos este año para Chile (1,9%), México (2,5%), Colombia (8,1%) y Argentina (4,4%), entre otros.

La OCDE sigue con el objetivo de impulsar el crecimiento económico y el comercio internacional y sus 38 países miembros -dentro de los cuales está Costa Rica- representan el 60% de la producción económica mundial.

Lo último: Catar 2022: La copa del mundo más cara de la historia

bottom of page