top of page
  • Walter Rivera

CAF aprueba crédito a Panamá de US$200 millones para transición energética y ambiental

CAF es un aliado estratégico de Panamá para avanzar en la agenda de transición energética justa, que le permitirá migrar a un modelo de desarrollo inclusivo y sostenible, destacando el inmenso valor de su patrimonio biológico y natural que lo ubican como uno de los tres países carbono negativo en el mundo.


(M&T)-. El Directorio de CAF -banco de desarrollo de América Latina y el Caribe- aprobó un crédito por US$200 millones para acompañar la política de transición energética y ambiental de Panamá, con el propósito de apoyar los esfuerzos del país por lograr un crecimiento económico con una demanda energética más eficiente y descarbonizada.


Con esta operación se apoyará una agenda ambiental que promueve la adopción de energías limpias y renovables, la diversificación de la matriz energética, la disminución de los combustibles fósiles y mejoras en la seguridad energética que redunden en beneficios económicos y sociales a largo plazo.


“CAF se ha consolidado en Panamá como un banco comprometido con la sostenibilidad ambiental. Actualmente operamos como un banco verde, donde un destacado 75% de nuestras iniciativas de crédito y asistencia técnica han sido catalogadas como proyectos verdes y azules. Lo que estamos haciendo hoy con esta operación es un reconocimiento a las políticas definidas e implementadas por Panamá y apoyarlas para que el país pueda seguir en su senda de transición energética justa. Esto es lo que queremos replicar en el resto de la región como el banco verde de América Latina y el Caribe”, aseguró Sergio Díaz-Granados, presidente ejecutivo de CAF.

La hoja de ruta para la acción climática del sector de energía en Panamá, en el marco de los compromisos asumidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, el Acuerdo de Paris y las Contribuciones Nacionales Determinadas, Contempla 5 ejes estratégicos: acceso universal a la energía; uso racional y eficiente de la energía; movilidad eléctrica; generación distribuida; e innovación del Sistema Interconectado Nacional.


Dada la relevancia de esta política, hemos acompañado esta operación de crédito con dos iniciativas vinculas con la generación de capacidades y la inclusión de género en la Agenda de Transición Energética. La primera, vinculada con el empoderar de mujeres indígenas en instalación y reparación de paneles solares en comunidades aisladas, a fin de garantizar su participación activa en la toma de decisiones en el sector energético para lograr un desarrollo sostenible e inclusivo y asegurar una gestión más integral y efectiva de los recursos naturales.


La segunda esta iniciativa es el Concurso Nacional de Oratoria para 2023, organizado por el MEDUCA, que este año versa sobre la Agenda de Transición Energética, para generar habilidades trasversales en los futuros profesionales del país, promoviendo el diálogo y la reflexión en torno a la importancia de abrazar prácticas energéticas responsables y de forjar una sociedad comprometida con la preservación del medio ambiente, que refleje el compromiso inequívoco de Panamá con la construcción de un futuro sostenible y una cultura nacional consciente de la fuerza de su biodiversidad.


Al 2050 Panamá se convertirá en un referente mundial en materia de cambio climático, desarrollando una ambiciosa política de mitigación y adaptación, promoviendo la descarbonización de la matriz energética y el uso de combustibles bajos en carbono además de incrementar las inversiones en energías alternativas como solar, eólica y biocombustibles.

bottom of page