top of page
  • Foto del escritorEditorial

El reto de la virtualidad; educar a los futuros profesionales

Por: Alejandra Samayoa Editora en Jefe M&T (M&T)-. Uno de los grandes protagonistas fue la red, esta funcionó como un espacio en el que empresas, personas, trabajadores e incluso industrias completas pudieron continuar con el funcionamiento. Ha sido la herramienta que se empleó para comprar, vender, pagar, trabajar e incluso estudiar, sin embargo, esta última ha sido a la que menos atención se le ha brindado.

Durante más de un año, han sido millones los estudiantes alrededor del mundo los que tuvieron que adaptarse a un sistema educativo virtual casi de la noche a la mañana, esto desembocó muchos temas inconclusos y puso en evidencia la poca preparación de profesores de alto nivel en aspectos tecnológicos y en innovación educativa, lo que hace pensar que la educación sigue siendo el tema pendiente alrededor del globo y que lastimosamente en América Latina sigue siendo la última en adaptarse.

Según un estudio realizada por D2L a más de 4 mil 800 estudiantes en diez países dieron resultados contundentes sobre la necesidad de priorizar la transformación educativa y la actualización de muchos modelos que han permanecido estáticos durante décadas.

Este fue realizado entre estudiantes de México, Colombia, Brasil, Sudáfrica, Filipinas, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Singapur, Australia, Nueva Zelanda y la India; de las cuales más de la mitad (51%) están cien por ciento enfocadas a la enseñanza, el 21% solamente a la investigación y el resto a ambas actividades. En el estudio también participaron académicos y profesorado (41%), expertos en tecnología educativa (21%), staff administrativo (19%), especialistas en TI (14%) de las instituciones encuestadas.

La transición a nivel global se percibe como “relativamente fácil” (35%), a diferencia de América Latina, en donde la mayoría (35%) indicaron que viene con sus desafíos y la describieron como un escenario “algo difícil”, en el caso de México el 36% la calificó “algo difícil” y el 29% la considera “relativamente fácil”.

Algunos de los hallazgos demostraron que la capacitación docente, la adaptabilidad de los contenidos, desarrollo de habilidades digitales, la falta de comunicación con el alumnado y la falta de contenido ajustable a la virtualidad son algunos de los grandes desafíos para todos los docentes que se han visto en este cambio.

Uno de los grandes retos de la educación es adaptarse a nuevos modelos educativos que llenen las necesidades tanto de los estudiantes como de los profesores.


A nivel global la estrategia de las instituciones está respaldada por la tecnología de aulas virtuales, la cual está funcionando bien según el 48% de los encuestados a nivel global, el 62% en México, el 65 % en Colombia y el 52 % en Brasil. Otras herramientas digitales que se están buscando actualmente incluyen: tecnologías móviles (42% de los encuestados en México), evaluación de video (27%) y análisis de aprendizaje (40% Brasil).

Según los mexicanos encuestados, el 68% afirma que mejorar la experiencia del os alumnos es primordial, mientras que el 62% afirma que es mejorar la calidad del curso. Mientras que la falta de acceso a un dispositivo tecnológico funcional sigue siendo una barrera de desigualdad que afecta a los estudiantes, la infraestructura, la brecha de habilidades tecnológicas y el costo. En concreto, es una gran preocupación para los latinoamericanos.

Además de lo anterior, ve como un reto la adaptabilidad de los contenidos, ya que muchos afirmaron que siguen utilizando su propio contenido en lugar de uno que llene vacíos pensados para ese proceso. Mientras que un 73% de encuestados en México afirma que es necesario que todo el material educativo tenga una transformación que ayude a mejorar el aprendizaje.

Otros retos que muestra la virtualidad es la capacidad de comprensión, seguimiento y apoyo del alumnado. Mientras que otros opinan que algunas áreas académicas podrían continuar con un modelo efectivo en línea, algunas carreras más prácticas deberán buscar estrategias que permitan mejorar las capacidades de los alumnos que están a distancia, pero que deben aprender de alguna manera.

Sin duda, la educación será una corriente que deberá adaptarse y seguir buscando espacios que permitan mejorar la preparación de los futuros profesionales.

Comentarios


bottom of page