top of page
  • Foto del escritorEditorial

¿Cómo construir su propio fondo de emergencias?

Hoy más que nunca, la tranquilidad en nuestras vidas y finanzas personales no tiene precio. Forjar hábitos de ahorro constantes nos ayudan a mantener nuestras finanzas bajo control y aún más importante, apartar fondos para emergencias imprevistas. Estos fondos no tienen que significar montos inalcanzables, ya que 70% de las deudas corresponden a pagos de emergencias por debajo de los US$200, un patrón que se puede corregir llevando una gestión de ahorro continuo.

Por ello, Elizabeth Sánchez, consejera financiera con más de siete años de experiencia, y fundadora de Mindful Finance, brinda algunos consejos a través de la iniciativa Cuentas Claras de Mastercard, para crear y mantener nuestro propio fondo de emergencia. Así, la experta presenta tres consejos fundamentales a la hora de administrar fondos de emergencia:

1. Monto suficiente

El monto recomendado para los fondos de emergencia es de 1 a 2 salarios base, dependiendo del país. Esta cifra no esta pensada para resolver todos los problemas del mundo. Su objetivo principal es actuar como colchón en caso de requerir una suma de dinero imprevista. De esta manera, se resuelve la emergencia, sin tocar otros gastos, ni recurrir a nuevas deudas.

2. Disponibilidad

Es de suma importancia poder acceder a estos fondos de manera inmediata, dentro de un plazo máximo de 24 horas. Por esta razón, se recomienda depositar estos fondos en una cuenta de ahorros abierta, en donde el usuario tiene libertad para depositar y retirar montos a discreción propia. De la misma manera, al retirar el monto en caso de una emergencia. Es imperativo volver a mapear un esquema de ahorro que nos permita volver a generar el fondo cuánto antes.

3. Resguardo

El trabajo y orden que requiere concretar un fondo de emergencias no es tarea fácil. Por eso, una vez alcanzada la meta fijada para el monto total del mismo, es de suma importancia cuidar de esta plata extra y no prestar ni invertir estos montos a terceros, por más atractivo que sea el retorno del ingreso.

El camino al fondo de emergencia ideal no tiene por qué ser una meta imposible, por eso, la experta también comparte consejos fáciles y rápidos para recortar gastos y crear un fondo en tiempo récord:

 Al momento de ahorrar, lo primero es identificar aquellos gastos que no nos estén generando especial emoción. En esta casilla entran clases online que no estamos tomando, servicios que utilizan pocas personas en el hogar y aquellos que estén dando malas reseñas o resultados.

 Aunque gastos fijos como luz o agua no nos emocionen, son necesarios y aquí es bueno implementar un ojo metódico y ver cómo se puede bajar el consumo y el abuso de estos servicios.

 Los planes de cable y celular también requieren una óptima revisión para cerciorarse de que están abarcando justamente lo necesario y buscar opciones más económicas en caso de encontrar paquetes innecesarios en cuento a cantidad de canales, minutos, mensajes, entre otros.

 Bajo esta misma línea, los planes familiares también son una gran manera para poder repartir gastos y adquirir mayor capacidad de ahorro.

 Por último, las listas de supermercado pueden llegar a bajar el monto de las compras hasta en un 20%. De nuevo, es importante comprar solo lo necesario y no caer ante tentaciones y caprichos.

Si bien el ahorro conlleva restricciones y fuertes revaloraciones de precios y tarifas, la tranquilidad que concede contar con un fondo de emergencias no tiene precio. Estos ahorros extra pueden salvar del endeudamiento desesperado y nocivo, así como la mala gestión de las finanzas personales.

Comments


bottom of page